Ronaldo, futbolista brasileño que sufre de hipotiroidismo.

Así es vivir con el hipotiroidismo, la enfermedad que venció a Ronaldo

Por: NATALIA BONNETT JOSÉ ANTONIO SÁNCHEZ PERIODISTAS ELTIEMPO.COM | 12:41 a.m. | 16 de Febrero del 2011

Ronaldo

Ronaldo, futbolista brasileño que sufre de hipotiroidismo.

Foto: Archivo

El futbolista Ronaldo hace parte del 0,5 por ciento de la población que sufre de esa enfermedad.

Ronaldo no lo pudo describir mejor:  “Es difícil cuando la cabeza piensa que puedes eludir a un zaguero y tu cuerpo no lo consigue”.

Aunque para muchos aficionados al fútbol la frase del astro brasileño sonó a excusa, la verdad es que vivir con hipotiroidismo no es fácil para el 0,5 por ciento de la población que recibe el diagnóstico de que su cuerpo ha dejado de producir hormonas tiroideas y de que muy pronto la balanza le mostrará un inusitado aumento de peso.

Es cuando aparecen síntomas como “el cansancio, el sueño, la pereza, la intolerancia al frío, alteraciones en la concentración y en la memoria reciente”, dice la médica endocrinóloga Johanna Patricia Barbosa.

Lo más difícil, añade Sandra Díaz, “es que la gente no lo comprende a uno. Aunque para algunos la enfermedad es llevadera, no es fácil subirse 10 kilos en un par de meses y tener que luchar con ello todos los días. Además, el cansancio y el sueño, al comienzo, son insoportables”.

Díaz, una empresaria del sector turístico, tiene que caminar todos los días durante 30 minutos y tomar un medicamento – llamado Eutirox- que su Empresa Promotora de Salud le entrega sin falta. Sin embargo, sostiene que para mantener este ritmo se necesita más que fuerza de voluntad.

En esencia, el hipotiroidismo es una alteración de la glándula de la tiroides en la que se presenta una disminución de las hormonas tiroideas, que son esenciales para el funcionamiento cerebral, pues ayudan a mantener el ciclo de la vigilia, el sueño y la temperatura corporal, explica Carlos Francisco Fernández, asesor médico de la Casa Editorial EL TIEMPO.

Eso, precisamente, fue lo que empezó a experimentar Ronaldo desde hace cuatro años, cuando aún jugaba en Europa y era el ídolo de la mayoría de aficionados al fútbol por su brillo en la selección de Brasil, equipo con el que conquistó dos Copas del Mundo, y por sus actuaciones con equipos como el Real Madrid, el Inter y el Milan.

El sobrepeso que mostró el jugador en el encuentro que su último equipo, el Corinthias, disputó con el Deportes Tolima fue más que evidente. Y esa apariencia física se prestó más para el tipo de bromas que se le hacen a un jugador en plan de retiro.

El mismo ariete lo admitió: “Muchos deben estar arrepentidos ahora de haberse burlado tanto de mi peso, pero no guardo rencor con nadie”.

La gran pregunta que queda en el ambiente es: ¿puede un deportista de alto rendimiento convivir con esta enfermedad y ejercer al mismo tiempo un fuerte ritmo de competencias?

En este interrogante las respuestas están divididas. Algunos de los médicos consultados por ELTIEMPO.COM comentaron que sí es posible si se sigue un programa médico-deportivo con juicio.

Fernando Lizcano, presidente de la Asociación Colombiana de Endocrinología, indica que una de las soluciones para una persona que se ejercita en forma rutinaria es aumentar la cantidad del medicamento que se convierte en el sustituto de las hormonas tiroideas.

En este punto, Ronaldo expresó su temor de que la droga que consumía en algún momento fuera considerada “hormona prohibida por el fútbol”.

Pero Mauricio Serrato, coordinador médico de Coldeportes Nacional, desvirtúa este temor al recordar que en muchos de estos casos se puede hacer una “exención terapéutica” si se demuestra que su consumo es por un problema de salud.

Otros médicos sostienen que no es bueno exponer a un deportista como Ronaldo a los efectos del hipotiroidismo, como el cansancio, los problemas cardiovasculares, la falta de energía.

Ronaldo optó por este último camino, así muchos sigan sospechando que sólo es una excusa y que detrás de su decisión hay un inocultable fracaso.

Lo dicho, vivir con hipotiroidismo no es fácil, así muchos piensen lo contrario. Por lo pronto, Ronaldo dice que la enfermedad lo ha sacado de las canchas.

Advertisements

About martisima

After over 50 years of teaching literature to undergraduate and graduate students, I feel I have earned my retirement (it happened when I was 72, five years ago). I do miss the classroom, however, but not the meetings and all other requirements of the profession. I love teaching, and wish I could still do it. But now I read for pleasure, and watch films, and listen to all kinds of music (no TV, though). I love to travel, and hope I can resume doing it soon. I need to get over my health issues caused by thyroid surgery three years ago!
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s